7 Ingredientes poderosos para convertir el contenido en viral

contenido-en-viral-marketing.jpg 

¿Cuál es la receta mágica que convierte algunos vídeos, fotos y textos en virales? Probablemente ese es el secreto más preciado de nuestro tiempo, la era de la información donde todos buscamos estar primeros en Google y ser compartidos en Facebook.

 

La plataforma BuzzSumo, que cuenta con una extraordinaria herramienta para saber lo que más se comparte cada día en Internet, realizó su propio estudio para descifrar este enigma. Contaron con más de 100 millones de piezas de contenido para sacar concluciones sobre lo que convierte el contenido en viral. Veamos algunas de las claves extraídas del estudio, para aplicar en futuras campañas de marketing online y mejorar los resultados.

 

1. Lo viral, si largo, dos veces viral


Siempre decimos que la gente ya no lee, que mejor mensajes cortos como los tweets. ¿Lo bueno, si breve, dos veces bueno? Es probable que eso funcione en la duración de los vídeos más virales y también en Redes Sociales, pero cuando se trata de los blogs, resulta que los textos largos son más virales según los datos recogidos por BuzzSumo. 

 

  • Los artículos de menos de 1000 palabras tienen una media de menos de 5000 compartidos en las redes sociales.
  • Los artículos de entre 1000 y 2000 palabras superan los 5000 compartidos.
  • Los blog posts de entre 2000 y 3000 palabras aún tienen más éxito, con una media de 7500 compartidos.
  • Para terminar, las publicaciones de blog con más de 3000 palabras se acercan a la media de 10000 compartidos.

 

Es probable que esto se deba a una correlación estadística y no exclusivamente causal. En otras palabras, en general las webs con contenido más largo suelen aportan más valor y profundizar más en los temas, de manera que el contenido despierta interés. Sin embargo también es cierto que la cantidad de palabras repercute en los resultados, de hecho ayuda a captar más tráfico long tail o de larga cola.

 

2. Cómo no, el poder de la imagen

 

contenido-en-viral.gif

 

Las imágenes son esenciales si queremos captar la atención del usuario, de hecho lo más recomendable es que haya una imagen por cada 300 palabras aproximadamente. Si una persona lee los artículos de tu blog en un ordenador es bueno que tenga una imagen siempre visible en la pantalla. Si baja el cursor y desaparece la foto de la cabecera de tu artículo, deberías añadir más contenido visual para seguir captando la atención de tus visitas. De lo contrario, el texto se vuelve más denso y menos apetecible, especialmente si optas por seguir el primer consejo y publicas artículos largos.

 

Hay muchas páginas donde puedes encontrar imágenes gratuitas para añadir a tu blog sin problemas de derechos de autor. Pixabay y Pexels son algunas de ellas. También puedes realizar capturas de pantalla de otras webs y enlazarles o incluso pagar a algún proveedor de fotos digitales como PhotoStocks o GettyImages.

 

 

Captura de pantalla de 2017-09-19 17-36-53.png

 

 

3. Los sentimientos se contagian

 

La palabra viral justamente viene de virus, de algo que se contagia y se extiende. Sin duda si algo tiene ese poder son las emociones, los sentimientos. Ves un vídeo de un niño que ríe y te sale reír, porque se activan tus neuronas espejo y entonces esa empatía se traduce en sentirte como él. Una vez aparece la emoción, es más probable que tomes la acción de compartir el contenido que has visto.

 

Siempre que puedas, recuerda que eres más que un profesional delante de un monitor. Eres una persona, y los usuarios a los que te diriges también. Que no parezca que eres un bot de esos que cada vez usamos más para responder mensajes en las redes sociales. Que se note que hay una mente humana detrás de tus artículos, tus mensajes en redes y tus fotos editadas. ¡Utiliza los sentimientos! 

 

botonesemocionales1.jpg

 

¿Qué quieres que sienta tu buyer persona cuando vea tu producto de tecnología, tu ebook de marketing o tu servicio de salud? De acuerdo con BuzzSumo, las 3 emociones que más viralizan en Internet son la sorpresa y la risa. En cambio, las emociones de tristeza y rabia apenas triunfan en la red en general. 

 

4. El número más viral es el 10

 

El 10 funciona muy bien en Internet, pues aunque parezca que los listados estén muy vistos y los top 10 también, lo cierto es que este estudio corrobora el éxito de este número a la hora de ofrecer listas o consejos. Según BuzzSumo, estos son otros de los números que mejor funcionan en adelante: 23, 16 y 24. ¿Curioso, verdad? Esto no significa que debas rellenar por rellenar, pues la calidad nunca debería ser sacrificada por la viralidad. 

 

5. Las listas también triunfan en Internet 

 

Más allá del número 10 en particular, en general las listas tienen éxito. ¿Quieres contar algo? Evita los textos largos y densos, sin estructura. Facilita la lectura a tus visitas, y también conseguirás menor porcentaje de rebote. Las listas ayudan a ordenar la información y generar interés. Por ejemplo, en vez de decir "Las empresas necesitan un CRM" mejor di "10 razones para incorporar un CRM en tu empresa" o "5 pasos para mejorar tus procesos de producción".

 

6. Dime con quién vas y te diré cuanto vendes: los influencers

 

El argumento de autoridad pesa mucho en el mundo online: si alguien dice algo pero no es nadie, el contenido será menos interesante que si lo dice alguien conocido en el área. Esto no impide que haya miles de contenidos virales a diario que no van vinculados a ningún nombre famoso, pero en general este factor incrementa las posibilidades de éxito.

 

 

 

 

 

Por ejemplo, hace unas semanas se hizo viral un vídeo de tres chicos italianos cantando Despacito en su coche. No habrían logrado tanta popularidad si hubieran cantado cualquier otra canción, pero justo eligieron una de las más escuchadas de todos los tiempos, con miles de millones de visualizaciones en YouTube.

 

Por tanto un consejo: si quieres que tus contenidos causen sensación, aprovecha constantemente los trending topics, temas recientes, personas de las que se esté hablando o incluso días mundiales. Si un tema es tendencia, tú puedes aprovechar para convertirte también en alguien relevante por unas horas. Lo que suceda más tarde dependerá si sabes aprovechar la ocasión para captar leads y hacer un seguimiento.

 

7. Los martes no dan tan mala suerte

 

Se suele decir que martes y 13 dan mala suerte, pero según los datos que revela este estudio sobre contenido viral, el segundo día de la semana es un día mágico. Los lunes la mayoría de gente está todavía arrancando la semana en el trabajo y con las gestiones cotidianas, pero los martes ya están situados con su semana y sin embargo buscan algo más. Miércoles y jueves el movimiento en Internet continúa, y precisamente el fin de semana es cuando los usuarios prefieren reducir sus horas delante del ordenador para desconectar.

 

En todo caso, ten en cuenta que esto depende en gran medida de la industria a la que pertenezca tu empresa, y también de cada red social. Según BuzzSumo la media más alta de todas las redes sociales y las distintas industrias es los martes, pero por ejemplo en el caso de Facebook martes y jueves son los mejores días, mientras que en LinkedIn se mantiene bastante constante durante toda la semana y baja notablemente durante el fin de semana. 

 

¿Tus contenidos cuentan con estos ingredientes de viralidad? ¡Empieza a cambiar lo que sea necesario y súmate al carro del éxito!

 

Empresas tecnológicas y el Inbound Marketing